Gobierno de España. Ministerio de Fomento

Reconocimiento de cualificaciones profesionales de Arquitecto para el ejercicio de la profesión de manera temporal u ocasional

La profesión de Arquitecto es una profesión regulada en España y el Ministerio de Fomento es la autoridad competente para el reconocimiento de las cualificaciones profesionales obtenidas en los otros Estados Miembros de la Unión Europea, para su ejercicio en España, según figura en el Anexo X del Real Decreto 1837/2008 de 8 de noviembre, que incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2005/36/CE concerniente al reconocimiento de cualificaciones profesionales.

Libre prestación de servicios de arquitectura

En el caso de que un ciudadano de otro Estado miembro desee prestar sus servicios como arquitecto en España de manera temporal u ocasional, con carácter previo a su primer desplazamiento, deberá informar de la prestación que pretende realizar mediante la presentación de una declaración por escrito a la autoridad competente española.

La citada declaración previa de prestación de servicios deberá cumplir los siguientes requisitos:

  1. Presentarse según el modelo que se publica como Anexo XI del Real Decreto 1837/2008 (BOE-280-08).
  2. La persona interesada hará una descripción de los servicios que va a prestar, haciendo especial mención a la duración de los mismos, su continuidad y su periodicidad.
  3. Incluirá información sobre garantías de seguros o medios similares de protección personal o colectiva de que pueda disponer en relación con su responsabilidad profesional.

En la primera prestación de servicios, la declaración irá acompañada de los siguientes documentos:

  1. Documentación que acredite la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea, del prestador de servicios.
  2. Certificado acreditativo de que el declarante está establecido legalmente en un Estado de la Unión Europea para ejercer en él las actividades de que se trate, así como de la inexistencia de prohibición alguna, en el momento de formular la declaración, que le impida ejercer la profesión en el Estado de origen, ni siquiera temporalmente, expedido por la autoridad competente del país de procedencia (Documento de Identidad o Pasaporte).
  3. Prueba de las cualificaciones profesionales (Título académico o profesional).

En caso de modificación sustancial de las situaciones o circunstancias anteriores, el prestador de servicios deberá remitir a la autoridad competente únicamente los documentos referidos a dicha modificación.

El título se indicará en la lengua oficial o en una de las lenguas oficiales del Estado miembro de la Unión Europea en el que el prestador de servicios esté establecido, con el fin de evitar cualquier confusión con el título profesional español.

Todos los documentos aportados serán originales o fotocopias compulsadas, deberán ser traducidos al español por un traductor jurado, y se presentarán en el Ministerio de Fomento, Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, Embajadas y Consulados de España o por cualquiera de los medios previstos en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

Las solicitudes en las que no haya recaído resolución en el plazo de cuatro meses, se entenderán desestimadas a los efectos de interposición del recurso que proceda, sin que ello excluya el deber de dictar una resolución expresa.